Tag Archives: Comunicación

La comunicación: Valiosa herramienta para la organización

19 Sep

Una adecuada gestión de la comunicación permite lograr sinergia en los equipos

Aunque parezca increíble, en pleno siglo veintiuno, hay quienes poseen la errónea concepción de que la comunicación únicamente sirve para hacer -un poco de ruido-, difundiendo “alguna novedad” en prensa, televisión, radio, redes sociales u otros medios. Algunos encargados de relaciones públicas o comunicaciones, al difundir una información “relevante”, prefieren una foto o material donde figure -el jefe- en primer plano, en vez de resaltar el aspecto que más convenga a la entidad, proyecto u objetivo.

Otros con ínfulas de voceros, desenfrenadamente suelen emitir infelices declaraciones públicas sobre alguna situación o hecho, sin contar con la mínima información necesaria para ello, ni tampoco haber realizado un análisis elemental del caso en cuestión, o lo que es peor, simplemente lo hacen por creer que en todo momento “se debe decir algo”. Quienes incurren en estas erróneas prácticas, no se dan cuenta de que esto desdice mucho de su desempeño y mucho menos contribuye a la adecuada proyección de los intereses que representan.

Toda acción sin una visión es un esfuerzo inútil. Una nota informativa, rueda de prensa, lanzamiento o comparecencia, por si solos no conducen a resultados positivos sostenibles. Continuamente “asesores” embarcan a sus clientes en efectuar ese tipo de    -actividades aisladas-, con pretensiones de lograr cierto posicionamiento o mejorar una imagen. Si tales esfuerzos no forman parte de un plan integral de comunicaciones, simplemente se están tirando recursos a la basura.

La comunicación en la organización es mucho más que “algo” para buscar notoriedad pasajera en medios o al que se acude ante situaciones difíciles. Constituye una valiosa herramienta de gestión, que bien manejada, permite lograr sinergia en los equipos, eficiencia en los procesos, cambia percepciones y repercute favorablemente en la consecución de los objetivos propuestos. Por ello debe considerarse como un componente fundamental de las estrategias que se conciban, alineándolo con los valores, la misión y la visión. Se trata de una inversión con una alta tasa de retorno.

MÉXICO: Sede de la III Cumbre Mundial de Comunicación Política

28 Mar

El cónclave global será efectuado en la ciudad de Guadalajara 

Las ediciones anteriores tuvieron lugar en Argentina en 2010 y en Ecuador en 2011

MEXICO, D.F. – Tras haber marcado tendencia en sus dos ediciones anteriores (Buenos Aires y Ecuador) la III Cumbre Mundial de Comunicación Política este año tendrá sede en Guadalajara, México. El 16, 17 y 18 de mayo reconocidos especialistas en la materia debatirán y aportarán nuevas ideas al campo de actualización profesional.

Este evento mundial, organizado por la Universidad Jesuita de Guadalajara y el Centro Interamericano de Gerencia Política, será un espacio de debate académico donde se abordarán temáticas relacionadas con Gobierno Abierto, Marketing Político y Creatividad, Liderazgo 2.0, Campañas Publicitarias Exitosas, Construcción estratégica de la Identidad Digital, Comunicación y marketing de gobierno, Ciberciudadanos y nuevos votantes, Social Media en la comunicación política, Campañas On Line, Opinión pública y estrategia política.

En este marco, reconocidos oradores del ámbito nacional e internacional como Ralph Murphine, Toni Puig, Octavio Islas, JJ Rendon, Daniel Ivoskus, Carlos Escalante, José Fernández-Ardáiz, entre otros, darán sus puntos de vista y compartirán experiencias.

Antecedentes

En 2010, la Universidad Nacional de San Martín (Buenos Aires) recibió a más de 2000 asistentes entre estudiantes, profesionales y académicos que perfeccionaron sus conocimientos y fueron protagonistas de tres jornadas de trabajo. Dick Morris y Toni Puig fueron los conferencistas magistrales del encuentro. Entre los países invitados participaron: Colombia, Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil, Perú, Bolivia, Ecuador, México, Costa Rica, El Salvador, República Dominicana, Cuba, Guatemala, Honduras, Nicaragua, EE.UU, España. A su vez, reconocidas universidades forman parte de este acontecimiento anual que provee a los estudiantes de material académico inédito.

En 2011, el Distrito Metropolitano de Quito fue la sede de este encuentro que convocó a 9800 asistentes en el Centro de Convenciones Eugenio Espejo y el Centro Cultural Itchimbía. Allí especialistas de la talla de Toni Puig, Antonio Sola y Ralph Murphine participaron de talleres, seminarios y conferencias.

Las diferentes culturas reunidas en torno al eje transversal de la comunicación política y la visión a futuro son algunas de las perspectivas que delimitan a este encuentro mundial. En mayo, la Cumbre te espera en México para formar parte de un ámbito profesional y académico para debatir y estar a la vanguardia en los procesos de Comunicación Política.

Internet y Redes Sociales como herramientas de campaña

21 Ago

Es indispensable contar con parámetros que permitan determinar el impacto y los resultados de una campaña en redes sociales e internet, para un político, un candidato o un partido

En la imagen, el autor de este trabajo José Fernández-Ardáiz, en plena faena. Es un connotado experto argentino en Comunicación Política, Política 2.0 y 3.0, Redes Sociales y Web. Dirige la Consultora Integral en Comunicación Aplicada “CICOA", con una vasta trayectoria en el ámbito electoral

En varias oportunidades y cada vez con mayor frecuencia, los consultores en comunicación política escuchamos la expresión; “Quiero tener una página web”. Ese es el momento en que debemos desarrollar una ponencia casi científica para explicar qué es Internet y lo que brindan sus herramientas para la acción política.

La mayoría de los políticos entendió que en Internet “está pasando algo”. El “efecto Obama” prendió un ventilador de comentarios y rumores sobre el uso de la Web en una campaña electoral, y los políticos entendieron repentinamente que debían “estar en Internet”.

Así es que salen a la búsqueda de quién puede hacer que ellos figuren en Google lo antes posible. Muchos caen en la picardía de buscar algún militante, asesor o amigo que les “haga la página web” y muchos, todavía buscan tener simple Blog.

Pero otros entendieron que no es suficiente una página en Internet y que las herramientas de participación y contacto son fundamentales para escuchar a l@s ciudad@nos, para informarse sobre qué piensan y sienten, para poder transmitirles el proyecto político, etc.

Internet es acción, intercambio, participación. Tener una página puede ser el primer paso, pero si uno se queda allí, será como instalar un local partidario en un barrio y nunca abrir sus puertas ni invitar a los vecinos a participar. El dinero invertido seguramente será menor, pero los efectos negativos podrán ser letales. Los hombres y mujeres que utilizan la red saben lo que buscan.

Este es el motivo por el cual es fundamental contar con profesionales de la comunicación al momento de “querer estar en internet”. Porque la red tiene diversas formas de activación y participación.

El feedback es realmente impresionante y las posibilidades que brinda son infinitas. Día a día Internet crece, se expande, se retroalimenta, se modifica, y es importante que quien encare un proyecto político entienda que en Internet uno comunica de maneras tan diversas como complejas.

Al igual que uno comunica lo hace con sus gestos, sus movimientos, sus palabras, su mirada, etc., en internet las formas de comunicación pueden ser tantas que si no se tiene en cuenta cómo hacerlo, los efectos conseguidos posiblemente sean negativos.

Internet brinda una posibilidad extrema de “targetización” de la comunicación: podemos dar un mensaje para cada público, en formas distintas y dirigidas. Y ese potencial no lo tiene ningún otro medio de comunicación.

Todo esto hace que sea primordial diagramar y establecer una Estrategia Comunicacional Integral en la Web, que sea capaz de lograr sus objetivos, medirlos, modificarlos de ser necesario y así tener un posicionamiento positivo como político en Internet.

La E-Campaña

Pensar en una Estrategia de Marketing Político sin usar las herramientas que brindan las nuevas tecnologías e internet es ser casi suicida. Pero más allá de que esto es tenido en cuenta por la mayoría de los consultores políticos, muchas veces se cree que la web es sólo un compartimiento más de la estructura comunicacional y la mayoría de las veces se lo considera un espacio en sí mismo, estanco y con vida propia, como si fuera un medio de comunicación más. Es cierto que tiene mucha vida y cada vez más, pero no es un compartimiento estanco separado del resto de las áreas de la comunicación política, sino que las atraviesa en forma circular e integrándolas a todas.

Toda Estrategia de Marketing Político en Internet necesariamente debe estar atada a una Estrategia Comunicacional General del Proyecto Político. Y a la vez, toda Estrategia Comunicacional General debe estar atada a los objetivos, de mediano y largo alcance, del Proyecto Político. Con una Estrategia Integral de Comunicación Política, que integre todos los aspectos de la Comunicación y que sea atravesada por la Comunicación en Internet, el Objetivo Político del espacio tiene mayores chances de concretarse y cumplirse.

Gestión de una Campaña 2.0

Cuando se toma la decisión de realizar una Campaña Política 2.0 en Internet es fundamental entender que debemos contar con una Estrategia Integral de Comunicación capaz de lograr los objetivos planteados y de posicionar el proyecto político en cuestión. Para esto es necesario analizar previamente qué hacer, dónde, cuándo y cómo, pero antes debemos responder clara y definidamente el porqué de la E-campaña. Una vez definidos los objetivos y alcances de esta campaña surge como primordial comprender y desarrollar una estrategia clara y precisa de gestión de los contactos. Esto es lo más importante al momento de medir el éxito y la efectividad de una Campaña en Internet.

Podemos tener el diseño más impactante, las ideas más creativas y la propuesta más impresionante jamás planteada, pero si nos olvidamos de que el objetivo de una campaña gira en torno a la relación y el feedback entre ciudadanos y políticos, entonces estaremos fallando. Así es que la gestión de los contactos se convierte en fundamental.

¿Cómo podemos medir la efectividad de una campaña 2.0 en Internet? Podría ser en relación a la cantidad de visitas que recibamos en la página web, o teniendo en cuenta la cantidad de amigos que tenemos en Facebook, o por la cantidad de ciudadanos y ciudadanas que nos siguen en Twitter. Pero en realidad, la forma más precisa de medir la efectividad de una campaña, está dada por la cantidad de contactos directos recibidos y por los y las ciudadanas que se sumaron a trabajar en el proyecto político.

En síntesis, el éxito estará dado por la el reflejo del mundo virtual en el mundo real y físico. ¿Sería realmente efectiva una campaña que tenga 10 mil visitas diarias a nuestra web si sólo 1 persona se sumó al proyecto? ¿O de qué nos serviría tener 5000 amigos en Facebook si nadie se preocupa por ponerse en contacto e intercambiar opiniones?

Esta gestión de relacionamiento implica un arduo y meticuloso trabajo de filtración y clasificación de contactos. No es una tarea fácil, ni la más divertida en términos comunicacionales, pero es el objetivo final de cualquier campaña de comunicación, y más en Internet: estar en contacto con los y las ciudadanas.

Es preferible no “tener mi página en Internet” si no le voy a responder a la gente como debería. Una imagen que tenga un vacío de gestión e información, y que solamente esté pensada para el posicionamiento público del político espacio político, siempre será más negativa, y a la larga, contraproducente.

Conocer herramientas

Para llegar a buen puerto con nuestra estrategia en Internet, será necesaria una constante actualización de quienes ejecuten las acciones en el mundo online. Las redes sociales y la vida e intercambio en Internet se modifican en forma permanente y se adaptan a las necesidades y requerimientos de l@s usuari@s. Este es un trabajo arduo que debemos llevar a cabo los consultores en comunicación política, ya que será necesario estar actualizados día a día para ir adaptando la estrategia de comunicación política al momento en que la llevemos a cabo.

Constantemente surgen nuevas herramientas y desaparecen otras. No podemos quedarnos con estar sólo en Facebook, Twitter, YouTube y Flickr. Debemos innovar, tenemos que ir y estar a donde estén los usuarios, utilizar las herramientas como las utilizan ellos, ser parte del mundo de Internet.

Debemos conocer en profundidad cada una para utilizarlas de la manera más efectiva posible, así sabremos cuándo utilizar formas de contacto online directo como salas virtuales para videoconferencias, o en qué momento realizar una transmisión en vivo y en directo por Internet.

Deberemos evaluar si es conveniente utilizar Filckr para las fotografías o Picassa, o ambos. Si estar en Redes Sociales específicas o sólo en las generales como Live o Facebook. Qué videos es conveniente utilizar en YouTube y cuáles en Vimeo. O cuáles subir a nuestro YouTube oficial y cuáles utilizar para viralización dirigida.

MicroCampañas

En una E-Campaña política es importante contar en su estrategia con EMicroCampañas específicas y temáticas. Las MicroCampañas son parte de una Campaña General de Comunicación en Internet, pero dirigidas a públicos específicos y sobre temas concretos.

Si un político tiene una Estrategia seria y profesional para comunicar su proyecto político en la web, seguramente tendrá desarrollada una Estrategia General de Comunicación que incluirá la elaboración de proyectos específicos en el momento adecuado.

Imaginemos que un político tiene proyectado en su estrategia general la presentación de un proyecto para terminar con los basurales a cielo abierto y propone una serie de medidas para modificar esta problemática.

En este caso, se deberá desarrollar una MicroCampaña sobre el tema “Basura”, utilizando todas las herramientas de la comunicación tradicional y de Internet. Por ejemplo, se podrá desarrollar un MicroSite especial donde esté reflejada la problemática, las consecuencias de seguir con esta política, casos testigos, fotografías, videos de denuncia, testimonios, etc., sumando a todo esto la propuesta específica y las medidas que se proponen para erradicar los basurales a cielo abierto. A esto debemos integrar acciones dirigidas en las distintas redes sociales, publicando la información, distribuyéndola entre los cibervoluntarios para que la multipliquen en sus espacios webs, realizando e-mail marketing, publicidad online, etc.

El objetivo de una MicroCampaña será siempre el de dar una difusión importante y masiva del proyecto en cuestión, y brindar formas de participación ciudadana sobre un tema específico y así ayudar al posicionamiento público del espacio político en cuestión. Estas MicroCampañas tienen la ventaja de ser dirigidas a públicos específicos preocupados por la problemática planteada y así focalizar todos nuestros recursos y energías en entablar “diálogos” con los y las vecinas.

¿Cómo medir el éxito de una Campaña 2.0?

Una vez que desarrollamos la Estrategia de Comunicación Política en Internet, tenemos aceitado el mecanismo de Gestión de Contactos 2.0, pensadas las MicroCampañas, etc., y empezamos con la aplicación fáctica de la Estrategia, surgirá la problemática acerca de si nuestra campaña en Internet es exitosa o no.

En este momento entran en juego una cantidad de factores que debemos medir para conocer la eficacia de nuestra campaña online. Estos factores deberán determinarse con anterioridad, aunque el sistema que apliquemos deberá tener la flexibilidad necesaria para poder modificar sobre la marcha la medición y ponderación de las variables.

Por ejemplo, en Facebook, ¿es mejor tener en cuenta para medir el éxito de nuestra campaña la cantidad de “amigos” que tenemos o la cantidad de comentarios que se producen en cada posteo? ¿O es mejor medir como importante la cantidad de los mensajes directos dirigidos o la calidad de los mismos?. En Twitter, ¿será mejor tener en cuenta la cantidad de seguidores que tenemos a partir de nuestra campaña o la cantidad de ReTweets que se producen entre nuestros seguidores?

En la Página Web, ¿es más importante medir la cantidad de comentarios de la gente o la calidad de los mismos? En este último caso… ¿qué significa y cómo podemos medir la calidad de un mensaje?

Así surgen cientos de preguntas que debemos determinar para una correcta ponderación de las variables a tener en cuenta para medir el éxito de una Campaña 2.0 . Por otro lado, al momento de medir el éxito de una E-Campaña, es importante conocer que existen dos dimensiones que deben ir de la mano, pero muchas veces en la realidad no sucede:

1) Por un lado podemos armar un sistema de ponderación de variables para medir el éxito de la campaña, y tendremos noción de los problemas que debemos mejorar para un buen funcionamiento.

2) Pero por otro lado, el éxito deberá será medido por la cantidad de gente que se sume “en forma física” y “en forma virtual” al proyecto político en cuestión.

Así es que la Gestión de Contactos se convierte en el ABC al momento de medir una estrategia de comunicación política web. Una aceitada y correcta gestión de los contactos redundará en un preciso análisis de la cantidad de voluntades que se sumaron al proyecto político que estamos comunicando, caso contrario, podemos tener una medición del éxito de la campaña que nos muestre que toda la Estrategia cumple sus objetivos y se realiza exitosamente, pero no sabremos concretamente si el éxito se tradujo en la sumatoria de voluntades.

Es fundamental conocer profundamente cómo utilizan los y las usuarias las herramientas que brinda internet

Medición 2.0

Cuando se desarrolla una Estrategia Integral de Comunicación en Internet o Redes Sociales, para un político, un candidato o un partido, es indispensable establecer parámetros que permitan medir el impacto y los resultados de la misma.

Esta medición es necesariamente multifactorial, y se presenta ampliamente compleja y difícil de establecer, principalmente por la dinámica que impone la comunicación en internet y los cambios constantes que se producen en la web. Ahora bien, ¿cuál es la mejor forma de medir el éxito de una Campaña 2.0?. Para contestar esta pregunta, desarrollamos un Indice para medir el éxito de una E-Campaña, basado en la experiencia en diversas campañas políticas en internet: el INDICE DE MEDICIÓN 2.0 .

El Indice posee una serie de variables que hay que tener en cuenta. Desarrollaremos aquí algunos de los factores que debemos considerar para la medición. Supongamos que llevamos a cabo una campaña específica sobre un tema determinado en internet. Para esto planteamos una estrategia que cuenta con diversas herramientas de las que ofrece a internet para la comunicación política:

– MicroSite de la Campaña 2.0

– Grupo en Facebook

– Cuenta en Twitter

– Cuenta en YouTube

– Cuenta en Flickr

– Publicidad OnLine

– CiberVoluntarios

– Formas de contacto ciudadan@

Cada una de estas herramientas presenta su particularidad al momento de medir la efectividad de su uso en la E-Campaña. El Indice de Medición 2.0 lo que arroja es un número que deberá estar entre determinado rango para considerarse efectiva y exitosa una campaña, y nos servirá para saber dónde estamos fallando y qué es lo que debemos mejorar para lograr un éxito rotundo.

El Indice 2.0 que desarrollamos es complejo y tiene muchas variables a tener en cuenta, algunas más duras y otras más blandas y subjetivas, y lo sometemos a un constante análisis para modificarlo y mejorarlo en forma constante.

Ejemplo de Indice 2.0

Para poder realizar el Indice y contar con el número que marque nuestro éxito o fracaso realizamos algunas preguntas sobre la E-Campaña en cuestión.Tomemos el caso de Facebook. En esta red social analizamos diversas variables y les otorgamos un número específico según el caso, para luego poder determinar el Indice de Medición 2.0 final de la campaña en cuestión.

Algunas de las variables que analizamos:

1) ¿Tiene Perfil Público?

2) ¿Cuántos fan tiene?

3) ¿Tiene Perfil Privado?

4) ¿Cuántos amigos tiene?

5) ¿Llegó al límite de 5000 amigos que permite la red social?

6) ¿Cuál es la periodicidad de publicación de noticias, comentarios, opiniones, etc., en el Muro?

7) ¿Cuál es el promedio de publicaciones que tienen comentarios de los amigos y fan?

8) En caso de ser parte de una estrategia de un político o candidato…¿Participa él de esos comentarios?

9) ¿En cuántas publicaciones el candidato responde los comentarios?

10) ¿Se publican datos de contacto para que los y las ciudadanas puedan entablar algún tipo de relación más allá del Muro de Facebook y los mensajes privados?

11) Si un usuario envía un mensaje privado a través de Facebook, ¿cuál es la velocidad de respuesta?

12) ¿La respuesta dada despejó las dudas planteadas por el o la usuaria?

En cada una de estas variables es necesario tomar un criterio de evaluación e ir modificándolo a medida que las redes sociales y el uso de internet se extiende y multiplica. No será lo mismo darle hoy una importancia X a tener 5000 amigos, que hacerlo dentro de 4 años, cuando probablemente la mayoría de los políticos ya tengan esa cantidad de amigos en Facebook.

Así es que se plantea como fundamental conocer profundamente cómo utilizan los y las usuarias todas las herramientas que brinda internet. Analizamos entonces todas las herramientas que se utilizan en una campaña, utilizando diversas variables en función de la complejidad y uso de cada una de las herramientas, y así podemos sacar el número final del Indice de Medición 2.0.

Este es un trabajo arduo, pero fundamental para poder medir el éxito de nuestra e-campaña. No nos quedemos con la alegría de que “nos parece” que fueron muchos los ciudadanos que participaron de la campaña. Debemos medir si esa cantidad fue realmente importante y cómo influyó en el desarrollo de la misma.

Nos nos quedemos contentos “pensando” que estuvo bien la campaña. Debemos saber claramente cuánta gente se sumó como simpatizante o activista finalmente a nuestro espacio político, ya sea para la acción concretar de la campaña analizada, o como voluntario permanente del espacio político.

Estos datos del Indice 2.0 muchas veces arrojan números negativos y los políticos en general no están muy predispuestos a escucharlos, porque “tienen la sensación” de que todo marcha correctamente. Nuestro trabajo es explicarles qué salió mal, no qué salió bien. Porque siempre es necesario mejorar las estrategias de comunicación política.

¨Ni Twitter, ni Facebook¨

9 Jun

En Francia el Consejo Superior Audiovisual indicó que -referirse a las redes sociales por su nombre es publicidad-, por lo que no podrán mencionarse en radio o televisión

No es posible decir síganos en ¨Twitter o en Facebook¨

PARIS.- Los presentadores de radio y televisión en Francia no podrán mencionar al aire los nombres de redes sociales como Twitter y Facebook.

El organismo que supervisa a estos medios decidió que eso viola las normas referentes a la publicidad.

En todo caso, las estaciones de radio y televisión todavía podrán hacer referencias sobre estas redes siempre y cuando no las mencionen con su nombre.

El gobierno francés es visto por muchos observadores como demasiado estricto a la hora de regular la relación entre los medios y la web.

En la decisión, el Consejo Superior Audiovisual indicó que “referirse a las redes sociales por su nombre es publicidad, algo que es contrario al artículo 9 del decreto del 27 de marzo de 1992 donde se prohíbe la publicidad en la cobertura de noticias”.

Muchos medios franceses -tal como ocurre en otros países- hacen uso amplio de las redes sociales como Twitter y Facebook para interactuar con su audiencia.

No está claro cómo podrán dirigirse a ellos sin identificar esas redes por su nombre.

Escoger

La regulación busca prevenir que estas dos grandes redes sigan ganando promoción adicional por su tamaño.

En todo caso, competidores más pequeños tienen sentimientos encontrados en relación a esta nueva regulación.

“Se trata de encontrar un balance entre libertad y justicia”, indica Emmanuel Cassimatis, fundador del sitio francés Goodwizz.com.

“Cada compañía debería tener el derecho de escoger qué canal de comunicación quiere usar”.

“Pero dentro de 10 o 20 años, podríamos tener una red de lobbies creados alrededor de esos tres o cuatro canales intentando prevenir a pequeñas empresas como la nuestra su derecho a crecer. Esta decisión busca prevenir eso”.

“Síganos en…”

Un corresponsal de la BBC en París, Christian Fraser, explica que la decisión pasó desapercibida en los medios tradicionales, hasta que la información fue conocida por el mundo virtual.

Para muchos blogueros franceses -dice Fraser- la decisión es una prueba más de que el gobierno intenta asfixiar el uso gratuito de la web.

La medida se decide poco después de que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, recibiera al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, y a otros expertos en internet en la cumbre del G-8 en Deauville.

Loic Le Meur, un conocido bloguero francés que una vez aconsejó al presidente Sarkozy sobre internet, expresó su postura ante la decisión.

“Si la ley francesa prohíbe a la televisión decir Facebook o Twitter, mi país está en problemas”, escribió en su cuenta de Twitter.

Fuente: Externa

Política 2.0: El Internet y las Redes Sociales como herramientas de campaña

21 Abr

Cuando se desarrolla una Estrategia Integral de Comunicación en Internet o Redes Sociales, para un político, un candidato o un partido, es indispensable establecer parámetros que permitan medir el impacto y los resultados de la misma 

El autor de este articulo, José Fernández-Ardáiz, es un connotado experto argentino en Comunicación y Marketing Político en Internet, Política 2.0 y 3.0, Web y Redes Sociales. Es Director de la Consultora Integral en Comunicación Aplicada “CICoA’” (www.cicoa.com.ar), entidad radicada en Buenos Aires, Argentina.

“Quiero tener una página en Internet”, es una frase que los consultores en comunicación política oímos en más de una oportunidad y cada vez más seguido. Ese es el momento en que debemos desarrollar una ponencia casi científica para explicar qué es Internet y lo que brindan sus herramientas para la acción política. Hoy en día la mayoría de los políticos entendió que en Internet “está pasando algo”. El “efecto Obama” prendió un ventilador de comentarios y rumores sobre el uso de la Web en una campaña electoral, y los políticos entendieron repentinamente que debían “estar en Internet”.

Así es que salen a la búsqueda de quién puede hacer que ellos figuren en Google lo antes posible. Muchos caen en la picardía de buscar algún militante, asesor o amigo que les “haga la página web” y muchos, todavía buscan tener simple Blog. Pero otros entendieron que no es suficiente una página en Internet y que las herramientas de participación y contacto  son fundamentales  para escuchar a l@s  ciudad@nos, para  informarse  sobre qué piensan y sienten, para poder transmitirles el proyecto político, etc.

Internet es acción, intercambio, participación. Tener una página puede ser el primer paso, pero si uno se queda allí, será como  instalar un local partidario en un barrio y nunca abrir sus puertas ni invitar a los vecinos a participar. El dinero invertido seguramente será menor, pero los efectos negativos podrán ser letales. Los hombres y mujeres que utilizan la red saben lo que buscan. Este es el motivo por el cual es fundamental contar con profesionales de la comunicación al momento de “querer estar en Internet”. Porque la red tiene diversas formas de activación y participación.

El feedback es realmente impresionante y las posibilidades que brinda son infinitas. Día a día Internet crece, se expande, se retroalimenta, se modifica, y es importante que quien encare un proyecto político entienda que en Internet uno comunica de maneras tan diversas como complejas. Al igual que uno  comunica  lo hace con sus  gestos, sus movimientos, sus palabras, su mirada, etc., en Internet las formas de comunicación pueden ser tantas que si no se tiene en cuenta cómo hacerlo, los efectos conseguidos posiblemente sean negativos.

Internet brinda una posibilidad extrema de “targetización” de la comunicación: podemos dar un mensaje para cada público, en formas distintas y dirigidas. Y ese potencial no lo tiene ningún otro medio de comunicación. Todo esto hace que sea primordial diagramar y establecer una Estrategia Comunicacional Integral en la Web, que sea capaz de lograr sus objetivos, medirlos, modificarlos de ser necesario y así tener un posicionamiento positivo como político en Internet.

La Estrategia en la E-Campaña

Pensar en una Estrategia de Marketing Político hoy sin usar las herramientas que brindan las Nuevas Tecnologías e Internet es ser casi suicida.  Pero más allá  de que esto es tenido en cuenta por la mayoría de los consultores políticos, muchas veces se cree que  la web  es sólo un compartimiento más de la estructura comunicacional y la mayoría de las veces se lo considera un espacio en sí mismo, estanco y con vida propia, como si fuera un medio de comunicación más. Es cierto que tiene mucha vida y cada vez más, pero no es un compartimiento estanco separado del resto de las áreas de la  comunicación política, sino que las atraviesa en forma circular e integrándolas a todas.

Toda Estrategia de Marketing Político en Internet necesariamente debe estar atada a una Estrategia Comunicacional General del Proyecto Político. Y a la vez, toda Estrategia Comunicacional General debe estar atada a los objetivos, de mediano y largo alcance, del Proyecto Político. Con una Estrategia Integral de Comunicación Política, que integre todos los aspectos de la Comunicación y que sea atravesada por la Comunicación en Internet, el Objetivo Político del espacio tiene mayores chances de concretarse y cumplirse.

La Gestión de una Campaña 2.0

Cuando se toma la decisión de realizar una Campaña Política 2.0 en Internet es fundamental entender que debemos contar con una Estrategia Integral de Comunicación capaz de lograr los objetivos planteados y de posicionar el proyecto político en cuestión. Para esto es necesario analizar previamente qué hacer, dónde, cuándo y cómo, pero antes debemos responder clara y definidamente el porqué de la E-campaña. Una vez definidos los objetivos y alcances de esta campaña surge como primordial comprender y desarrollar una estrategia clara y precisa de gestión de los contactos. Esto es lo más importante al momento de medir el éxito y  la  efectividad de una Campaña en Internet.

Podemos tener el diseño más impactante, las ideas más creativas y la propuesta más impresionante jamás planteada, pero si nos olvidamos  de que el objetivo de una campaña gira en torno a la relación y el  feedback entre ciudadanos y políticos, entonces estaremos fallando. Así es que la gestión de los contactos se convierte en fundamental.

¿Cómo podemos medir la efectividad de una campaña 2.0 en Internet? Podría ser en relación a la cantidad de visitas que recibamos en la página web, o  teniendo en cuenta  la cantidad de amigos que tenemos en Facebook, o por  la cantidad de  ciudadanos y ciudadanas que nos siguen en Twitter. Pero en realidad, la forma más precisa de medir la efectividad de una campaña, está dada por la cantidad de contactos directos recibidos y por los y las ciudadanas que se sumaron a trabajar en el proyecto político.

En síntesis, el éxito estará dado por la el reflejo del mundo virtual en el mundo real y físico. ¿Sería realmente efectiva una campaña que tenga 10 mil visitas diarias a nuestra web si sólo 1 persona se sumó al proyecto? ¿O de qué nos serviría tener 5000 amigos en Facebook si nadie se preocupa por ponerse en contacto e intercambiar opiniones?

Esta gestión de relacionamiento implica un arduo y meticuloso trabajo de filtración y clasificación de contactos. No es una tarea fácil, ni la más divertida en términos comunicacionales, pero es el objetivo final de cualquier campaña de comunicación, y más en Internet: estar en contacto con los y las ciudadanas.

Es preferible no “tener mi página en Internet” si no le voy a responder a la gente como debería. Una imagen que tenga un vacío de gestión e información, y que solamente esté pensada para el posicionamiento público del político espacio político, siempre será más negativa, y a la larga, contraproducente.

Conocer las herramientas

Para llegar a buen puerto con nuestra estrategia en Internet, será necesaria una constante actualización de quienes ejecuten las acciones en el mundo online.  Las redes sociales y la vida e intercambio en Internet se modifican en forma permanente y se adaptan a las necesidades y requerimientos de l@s usuari@s. Este es un trabajo arduo que debemos llevar a cabo los consultores en comunicación política, ya que  será necesario  estar actualizados día a día para ir adaptando la estrategia de comunicación política al momento en que la llevemos a cabo.

Constantemente surgen nuevas herramientas y desaparecen otras. No podemos quedarnos con estar sólo en Facebook, Twitter, YouTube y Flickr. Debemos innovar, tenemos que ir y estar a donde estén los usuarios, utilizar las herramientas como las utilizan ellos, ser parte del mundo de Internet.

Debemos conocer en profundidad cada una para utilizarlas de la manera más efectiva posible, así sabremos cuándo utilizar formas de contacto online directo como salas virtuales para videoconferencias, o en qué momento realizar una transmisión en vivo y en directo por Internet.

Deberemos evaluar si es conveniente utilizar Filckr para las fotografías o Picassa, o ambos. Si estar en Redes Sociales específicas o sólo en las generales como Live o Facebook. Qué videos es conveniente utilizar en YouTube y cuáles en Vimeo. O cuáles subir a nuestro YouTube oficial y cuáles utilizar para viralización dirigida.

Las MicroCampañas

En una E-Campaña política es importante contar en su estrategia con EMicroCampañas específicas y temáticas. Las MicroCampañas son  parte de una Campaña General de Comunicación en Internet, pero dirigidas a públicos específicos y sobre temas concretos.

Si un político tiene una Estrategia seria y profesional para comunicar su proyecto político en la web, seguramente tendrá desarrollada una Estrategia General de Comunicación que incluirá la elaboración de proyectos específicos en el momento adecuado.

Imaginemos que un político tiene proyectado en su estrategia general la presentación de un proyecto para terminar con los basurales a cielo abierto y propone una serie de medidas para modificar esta problemática.

En este caso, se deberá  desarrollar una MicroCampaña sobre el tema “Basura”, utilizando todas las herramientas de la comunicación tradicional y de Internet. Por ejemplo, se podrá desarrollar un MicroSite especial donde esté reflejada la problemática, las consecuencias de seguir con esta política, casos testigos, fotografías, videos de denuncia, testimonios, etc., sumando a todo esto la propuesta específica y las medidas que se proponen para erradicar los basurales a cielo abierto. A esto  debemos integrar  acciones dirigidas en  las distintas redes sociales, publicando la información, distribuyéndola entre los cibervoluntarios para que la multipliquen en sus espacios webs, realizando e-mail marketing, publicidad online, etc.

El objetivo de una MicroCampaña será siempre el de dar una difusión importante y masiva del proyecto en cuestión, y brindar formas de participación ciudadana sobre un tema específico y así ayudar al posicionamiento público del espacio político en cuestión. Estas MicroCampañas tienen la ventaja de ser dirigidas  a públicos específicos preocupados por la problemática planteada y así focalizar todos nuestros recursos y energías en entablar “diálogos” con los y las vecinas.

¿Cómo medir el éxito de una Campaña 2.0?

Una vez que desarrollamos la Estrategia de Comunicación Política en Internet, tenemos aceitado el mecanismo de Gestión de Contactos 2.0, pensadas las MicroCampañas, etc., y empezamos con la aplicación fáctica de la Estrategia, surgirá la problemática acerca de si nuestra campaña en Internet es exitosa o no.

En este momento entran en juego una cantidad de factores que debemos medir para conocer la eficacia de nuestra campaña online. Estos factores deberán determinarse con anterioridad, aunque el sistema que apliquemos deberá tener la flexibilidad necesaria  para poder modificar sobre la marcha la medición y ponderación de las variables.

Por ejemplo, en Facebook, ¿es mejor tener en cuenta para medir el éxito de nuestra campaña la cantidad de “amigos” que tenemos o la cantidad de comentarios que se producen en cada posteo? ¿O es mejor medir como importante la cantidad de los mensajes directos dirigidos o la calidad de los mismos?. En Twitter, ¿será  mejor tener en cuenta la cantidad de seguidores que tenemos a partir de nuestra campaña o la cantidad de  ReTweets  que se producen entre nuestros seguidores?

En la Página Web, ¿es más importante medir la cantidad de comentarios de la gente o la calidad de los mismos? En este último caso… ¿qué significa y cómo podemos medir la calidad de un mensaje?

Así surgen cientos  de preguntas que debemos determinar para una correcta ponderación de las variables a tener en cuenta para medir el éxito de una Campaña 2.0 . Por otro lado, al momento de medir el éxito de una E-Campaña, es importante conocer que existen dos dimensiones que deben ir de la mano, pero muchas veces en la realidad no sucede:

1) Por un lado podemos armar un sistema de ponderación de variables para medir el éxito de la campaña, y tendremos noción de los problemas que debemos mejorar para un buen funcionamiento.

2) Pero por otro lado, el éxito deberá será medido por la cantidad de gente que se sume “en forma física” y “en forma virtual” al proyecto político en cuestión.

Así es que la Gestión de Contactos se convierte en el ABC al momento de medir una estrategia de  comunicación política web. Una aceitada y correcta gestión de los contactos redundará en un preciso análisis de la cantidad de voluntades que se sumaron al proyecto político que estamos comunicando, caso contrario, podemos tener una medición del éxito de la campaña que nos muestre que toda la Estrategia cumple sus objetivos y se realiza exitosamente, pero no sabremos concretamente si el éxito se tradujo en la sumatoria de voluntades.

El Indice de Medición 2.0

Cuando se desarrolla una Estrategia Integral de Comunicación en Internet o Redes Sociales, para un político, un candidato o un partido, es indispensable establecer parámetros que permitan medir el impacto y los resultados de la misma. 

Esta medición es necesariamente multifactorial, y se presenta ampliamente compleja y difícil de establecer, principalmente por la dinámica que impone la comunicación en internet y los cambios constantes que se producen en la web. Ahora bien, ¿cuál es la mejor forma de medir el éxito de una Campaña 2.0?. Para contestar esta pregunta, desarrollamos  un Indice  para medir  el éxito de una E-Campaña, basado en la experiencia en diversas campañas políticas en internet: el INDICE  DE MEDICIÓN 2.0 .

El Indice posee una serie de variables que hay que tener en cuenta. Desarrollaremos aquí algunos de los factores que debemos considerar para la medición. Supongamos que llevamos a cabo una campaña específica sobre un tema determinado en internet. Para esto planteamos una estrategia que cuenta con diversas herramientas de las que ofrece a internet para la comunicación política:

– MicroSite de la Campaña 2.0

– Grupo en Facebook

– Cuenta en Twitter

– Cuenta en YouTube

– Cuenta en Flickr

– Publicidad OnLine

– CiberVoluntarios

– Formas de contacto ciudadan@

Cada una de estas herramientas presenta su particularidad al momento de medir la efectividad de su uso en la E-Campaña. El Indice  de Medición  2.0 lo que arroja es un número que deberá estar entre determinado rango para considerarse efectiva y exitosa una campaña, y nos servirá para saber dónde estamos  fallando  y qué es lo que debemos mejorar para lograr un éxito rotundo.

El Indice 2.0 que desarrollamos es complejo y tiene muchas variables a tener en cuenta, algunas más duras y otras más blandas y subjetivas, y lo sometemos a un constante análisis para modificarlo y mejorarlo en forma constante.

Ejemplo del Indice de Medición 2.0

Para poder realizar el Indice y contar con el número que marque nuestro éxito o fracaso realizamos algunas preguntas sobre la E-Campaña en cuestión.Tomemos el caso de Facebook. En esta red  social analizamos diversas variables y les otorgamos un número específico según el caso, para luego poder determinar el Indice de Medición 2.0 final de la campaña en cuestión.

Algunas de las variables que analizamos:

1) ¿Tiene Perfil Público?

2) ¿Cuántos fan tiene?

3) ¿Tiene Perfil Privado?

4) ¿Cuántos amigos tiene?

5) ¿Llegó al límite de 5000 amigos que permite la red social?

6) ¿Cuál es la periodicidad de publicación de noticias, comentarios, opiniones, etc., en el Muro?

7) ¿Cuál es el promedio de publicaciones que tienen comentarios de los amigos y fan?

8) En caso de ser parte de una estrategia de un político o candidato… ¿Participa el político en esos comentarios?

9) ¿En cuántas publicaciones el candidato responde los comentarios?

10) ¿Se publican datos de contacto para que los y las ciudadanas puedan entablar algún tipo de relación más allá del Muro de Facebook y los mensajes privados?

11) Si un usuario envía un mensaje privado a través de Facebook, ¿cuál es la velocidad de respuesta?

12) ¿La respuesta dada despejó las dudas planteadas por el o la usuaria?

En cada una de estas variables es necesario tomar un criterio de evaluación e ir modificándolo a medida que las redes sociales y el uso de internet se extiende y multiplica. No será lo mismo darle hoy una importancia X a tener 5000 amigos, que hacerlo dentro de 4 años, cuando probablemente la mayoría de los políticos ya tengan esa cantidad de amigos en Facebook.

Así es que se plantea como fundamental conocer profundamente cómo utilizan los y las usuarias todas las herramientas que brinda internet. Analizamos entonces todas las herramientas que se utilizan en una campaña, utilizando diversas variables en función de la complejidad y uso de cada una de las herramientas, y así podemos sacar el número final del Indice de Medición 2.0.

Este es un trabajo arduo, pero fundamental para poder medir el éxito de nuestra e-campaña. No nos quedemos con la alegría de que “nos parece” que fueron muchos los ciudadanos que participaron de la campaña. Debemos medir si esa cantidad fue realmente importante y cómo influyó en el desarrollo de la misma.

Nos nos quedemos contentos “pensando” que estuvo bien la campaña. Debemos saber claramente cuánta gente se sumó como simpatizante o activista finalmente a nuestro espacio político, ya sea para la acción concretar de la campaña analizada, o como voluntario permanente del espacio político.

Estos datos del Indice 2.0 muchas veces arrojan números negativos y los políticos en general no están muy predispuestos a escucharlos, porque “tienen la sensación” de que todo marcha correctamente. Nuestro trabajo es explicarles qué salió mal, no qué salió bien. Porque siempre es necesario mejorar las estrategias de comunicación política.

“El acceso a Internet es un derecho”

20 Abr

El padre de la Web, Tim Berners-Lee, afirma que el acceso a ella es “un derecho básico de la humanidad“, comparándolo con el de acceso al agua

Según Berners-Lee, el mundo ya no puede vivir sin la Web

La igualdad ante la ley y el estado es un derecho humano, aunque no siempre y no en todas partes sea respetado. Es uno de varios derechos entre los que Tim Berners-Lee, el creador de la Web, quiere incluir el acceso a Internet.

Sus argumentos han tenido lugar durante la reciente apertura de las oficinas en Reino Unido del World Wide Web Consortium (comunidad internacional que desarrolla estándares para la web).

El padre de la Web afirma que el acceso a ella es “un derecho básico de la humanidad“, y lo compara con el derecho universal de acceso al agua. 

¨El mundo ya no puede vivir sin la Web y esta se convirtió en un derecho. Si no estás conectado y no eres parte de la sociedad de la información no crecerás, no te harás más grande.¨, agrega.

Al comparar la Web con el derecho al agua, el creador de la World Wide Web aclaró que “si bien el acceso al agua es un derecho más fundamental, porque la gente simplemente no puede sobrevivir sin ella, el acceso a la Web debe ser visto como un derecho también, porque cualquier persona que carece de acceso a la Web quedará en desventaja respecto de sus pares más conectados.”

¨Más aún, es un derecho que debe incluir la noción de no-discriminación. En este caso se trata de evitar la discriminación por tipo de contenido o servicios a los que los usuarios de internet acceden.¨, ha dicho.

Expresa que, ¨Las empresas proveedoras de conexión a internet (ISPs, por sus siglas en inglés) promueven justamente eso: dos servicios de “buses” para los datos, uno rápido y otro más lento, discriminando qué tipo de contenido o servicio puede “subirse” a uno o al otro.¨

Lo contrario es lo que se conoce como la neutralidad de internet, donde todos los fragmentos de información (sean videos, emails, audio; provengan de un usuario particular, de una gran empresa o de un gobierno) son tratados de la misma forma y viajan en el mismo servicio de bus.

En este sentido, Berners-Lee expresa que los gobiernos deben preservar la neutralidad del Internet y que hará falta que se implemente algún tipo de legislación al respecto si no es posible que la propia industria logre autorregularse.

Y lo dice alguien que ha sido elegido por el gobierno británico para llevar adelante negociaciones en el sector privado que eviten la necesidad de emitir una ley al respecto en Reino Unido.

Autorregulación

De hecho, Berners-Lee prefiere que se llegue a un acuerdo de autorregulación.

Pero si falla, “el gobierno debe estar preparado para legislar”, agregó.

Los ISPs, que temen llegar a un punto de saturación, han insistido en numerosas ocasiones en que necesitan controlar de alguna forma el creciente flujo de información que circula por internet.

Berners-Lee entiende la postura de los ISPs, pero cree que cualquier intento por discriminar el tráfico por tipo de contenido u origen sería ir demasiado lejos.

“Si se hace eso deja de existir el libre mercado”, dijo.

Y agregó: “Lo que conseguirían las empresas es controlarte por completo”.

Pero a la propuesta de evitar por ley que esto suceda, William Dutton, profesor del Instituto de Internet de Oxford también le ve sus peligros.

“Una vez que ingresa el estado, se abre la puerta a toda una serie de regulaciones vinculadas al control de la creación de contenido en internet”, advirtió.

Herramienta poderosa

Para Berners-Lee el Internet es una herramienta demasiado poderosa como para que quede en control de un gobierno o una gran empresa.

Advirtió que esto podría resultar en una situación en la que se termine restringiendo a los usuarios el acceso a sitios política, religiosa o comercialmente incorrectos -¿y quién decide qué es qué?-.

Por lo pronto, la Unión Europea ha decidido hacer algo respecto a las sospechas de que los ISPs de la región ya están operando un servicio de buses diferenciados para los contenidos de internet.

La Comisión Europea (el brazo ejecutivo de la UE) le ha pedido los organismos reguladores de sus 27 estados miembro que investiguen. Los resultados de sus pesquisas se conocerán a fin de 2011.

Fuente: The Guardian

¨Los políticos usan Twitter para evitar contacto con periodistas¨

19 Abr

Juan José Larrea, quien ha dirigido varias campañas a nivel presidencial y legislativo, tanto en Argentina como en Colombia, manifiesta que la comunicación política en el continente latinoamericano es más o menos homogénea; no hay grandes diferencias entre los distintos países

Larrea también es Director del Grupo DIRCOM que maneja varios medios especializados en comunicación

He aquí una entrevista a este connotado experto en política 2.0, que recientemente disertó en la II Cumbre Mundial de Comunicación Política, efectuada del 13 al 15 de abril en Quito, Ecuador. 

Usted ha publicado el libro ‘Política en Latinoamérica, Gestión, Campañas y TICs’ ¿La comunicación política que se hace en el continente latinoamericano es, más o menos, homogénea o existen grandes diferencias por países?

La comunicación política en el continente latinoamericano es más o menos homogénea; no hay grandes diferencias entre los distintos países. Tal vez puede haber diferencias en Argentina, Brasil y Colombia con respecto a otros países del continente, debido a un pequeño adelanto con las TICs. Esto se da por la transición entre los dirigentes que no saben utilizar la tecnología y, de repente, se han visto obligados a usarlas. Entonces, combinan las tradicionales formas de hacer política junto con las TICs, y eso hasta ahora no ha dado resultado. Un resultado positivo lo encontramos cuando se combina gente que sepa sobre el uso de TICs conjuntamente con gente de comunicación. Es muy común ver en un equipo de campaña que el encargado de TICs es un ingeniero, un desarrollador, un web master y no es un experto en comunicación que dirija y combine el resto de la campaña. Eso causa un buen software pero no acercamiento y dialogo con la sociedad, que es el objetivo.

Dentro de una campaña política, ¿qué porcentaje ocupa la comunicación online y cuál la comunicación tradicional en la actualidad?

El porcentaje es similar por desconocimiento de la gente que hace comunicación con las TICs, porque todo lo que se hace con los medios tradicionales de comunicación, lo transmiten a las tecnologías (redes sociales, correo electrónico). Digo trasmiten y no gestionan, que es lo que se debería hacer. Habría que hacer un uso de global de la comunicación para dialogar con el electorado o los militantes, no solo para imponerles y contarles lo que yo quiero.

Con respecto a Internet y las redes sociales ¿pueden llegar a ser vitales en la actualidad para ganar unas elecciones o los niveles de penetración que tienen en la población hacen que todavía haya que centrarse en la comunicación tradicional dentro de las campañas?

No hay que deliberar una cosa o la otra. Si hay una mutación, debe ser la integración de lo de antes con lo de ahora porque todavía hay factores que exigen juntar las dos formas de comunicación. Por ejemplo, generaciones que necesitan el diario papel, otras que no quieren saber nada de él; hay generaciones que no tienen acceso al uso de la tecnología, generaciones que si bien tienen acceso aún no saben utilizarlo, etc. Vital no hay nada. Es necesaria la integración de este paradigma con un paradigma distinto, que es hacer comunicación tradicional y TICs. No se puede hacer solo una de las dos.

Ha dirigido campañas en Internet en Colombia y Argentina. ¿Cuál de los dos países está más avanzado en comunicación política 2.0?

Argentina, por animarse en hacer campaña online. Colombia no tiene todavía el criterio de darle importancia a las TICs en las campañas. He visto más campañas utilizado las TICs en Argentina que en Colombia, lo que no significa que lo utilicen bien. No obstante en ambos países veo un gran interés por aprender cada vez más la utilización de la tecnología para la comunicación de gestión.

Usted participó en la última campaña presidencial de Colombia. ¿Cual es su evaluación sobre la campaña de Juan Ml. Santos en Internet y en las redes sociales?

Fui convocado por uno de los directores del Partido de la U, Senador Nacional de la Republica de Colombia, Dr. José David Name Cardozo, para dirigir la campaña en la región caribe, con un grupo de 20 personas haciendo comunicación política 2.0. Estuve trabajando allí dos meses. La campaña de Santos empezó muy floja con el uso de TICs, creo que porque el interés en ellas se utiliza con las mismas antiguas costumbres. Quien mejor las utilizó fue Antanas Mockus, porque logró entender que la juventud tenía que ser integrada y dialogó con ella. Les pidió que militaran en la causa gestionando, no transmitiendo, sus ideas mediante las TICs. A la mitad de la campaña de Santos se incorporaron varios consultores para ver cómo, además de la campaña en general, se replanteaba la campaña en TICs. Con distintos grupos de campaña se cambió la manera antigua de hacer campaña y se dio un giro a la gestión online con audios, imágenes, utilizadas como herramientas para lograr el resultado. La unificación de discursos fue el principal objetivo alcanzado. Al poco tiempo de la implantación de este trabajo, se repuntó y solidificó su resultado.

Con respecto a Argentina, el ejecutivo y la propia presidenta son muy activos en Twitter, pero ¿hacen un buen uso de esta red?

Si lo hacen bien o no, el tiempo lo dirá. Hasta ahora se han asegurado una comunicación directa con seguidores, en sentido de que periodistas, medios de comunicación y líderes políticos ya no son intermediarios de lo que ellos, el gobierno, opinan sobre temas puntuales coyunturales. Así, multiplican sus opiniones y reflexiones, no por un vocero, sino por muchos. Entendiendo que su opinión está no solamente en Argentina sino en cualquier parte del mundo. No hay fronteras. Marcaría dos errores no solamente en el ejecutivo argentino sino en la mayoría de políticos en la utilización de Twitter. Lo utilizan solo para transmitir y evitar el contacto con los periodistas. Usan Twitter no solo para hablar con los seguidores, sino para que los periodistas tomen sus criterios de ahí, así ahora las noticias dicen: ‘Mientras tanto en su perfil de Twitter, tal político dijo…’. Esta circunstancia evita la profundización del periodista, y es un error.

¿Qué importancia van a tener las redes en decidir el próximo ocupante de la Casa Rosada en Argentina?

Van a ser muy utilizadas. Espero que le den la importancia necesaria y no centralizada, quiero decir, que no solamente se utilicen TICs, sino que sean un complemento de gestión de la forma tradicional de hacer campaña. Siempre dando prioridad al dialogo con la sociedad. La importancia con el objetivo de llegar a la Casa Rosada, habría que esperar hasta que se den las elecciones.

Fuente: Externa  


A %d blogueros les gusta esto: