Advierte recalentamiento económico en Brasil

4 Ago

El Fondo Monetario Internacional instó a las autoridades brasileñas a reducir el gasto público para ayudar a controlar la inflación

Para este 2011 el FMI prevé un crecimiento del 4.1% en el PIB de Brasil

SAO PAULO. – La economía de Brasil está mostrando señales de recalentamiento pese a una perspectiva ampliamente favorable, lo que aumenta la necesidad de una precisa mezcla de políticas económicas, según acaba de informar el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En su revisión anual de la mayor economía de Latinoamérica, el FMI también instó a las autoridades a reducir el gasto público para ayudar a mantener la inflación a raya sin elevar la ya alta tasa de interés del país.

El FMI también notó que, pese a las señales de solidez financiera, Brasil necesita mantener “una mayor vigilancia contra los riesgos financieros, dado el ritmo de crecimiento del crédito y la continua dependencia de los préstamos del exterior”.

La entidad mundial reafirmó su previsión de un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil del 4.1 por ciento en el 2011 y proyectó que los precios al consumidor se acelerarían a un 6.3 por ciento este año, cerca del techo del rango meta del Gobierno.

La inflación ha sido una gran preocupación para la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ya que ha amenazado con deteriorar su imagen pública en su base de votantes de menores ingresos.

Los precios al consumidor en Brasil se aceleraron a un 6.75 por ciento en los 12 meses hasta julio, por sobre la meta del Banco Central de un 4.5 por ciento anual con una tolerancia de más o menos dos puntos porcentuales.

Debido a eso, el Banco Central ya ha elevado la tasa de interés referencial, Selic, en las cinco reuniones que ha tenido el Comité de Política Monetaria (Copom) durante la presidencia de Alexandre Tombini.

La tasa Selic, de un 12.50 por ciento, es una de las más altas entre las grandes economías.

Medidas

Rousseff ha prometido un recorte de alrededor de 30,000 millones de dólares del presupuesto del 2011 para ayudar a enfriar la economía sin tener que depender de la tasa de interés como herramienta para combatir la inflación.

Analistas afirman que el alto gasto público de Brasil pone más presión sobre la tasa de interés para mantenga equilibrada a la economía.

El Banco Central y el Gobierno también han aumentado el uso de medidas macroprudenciales, herramientas diseñadas para estabilizar al sistema financiero, como obligar a los bancos a reservar una mayor porción de depósitos en vez de que otorguen ese dinero en préstamo.

Algunos directores del FMI observaron que podría ser necesario que las medidas macroprudenciales sean “aplicadas más ampliamente para ganar fuerza”, según el informe.

En cuanto a las preocupaciones de Brasil con el tipo de cambio, el FMI calificó de “apropiado” el uso de medidas de flujos de capital.

El real brasileño se ha fortalecido cerca de un 6 por ciento en lo que va del año y alcanzó su mayor nivel frente al dólar en 12 años la semana pasada, lo que llevó al Gobierno a aplicar un impuesto sobre transacciones con derivados cambiarios.

La apreciación de la moneda ha sido una gran preocupación para la industria, que está compitiendo con una ola de importaciones baratas, principalmente desde China.

La producción industrial de Brasil cayó un 1.6 por ciento en junio, más de lo esperado por los analistas, mostraron datos oficiales divulgados el martes, y los expertos apuntaron como culpable al tipo de cambio.

-REUTERS-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: