Tras la dirección del FMI

18 Jun

Se acerca la elección de un nuevo director gerente del Fondo Monetario Internacional y la batalla por respaldo se intensifica

El mexicano Agustín Carsten ha dicho que su pugna contra la francesa Christine Lagarde es una "carrera cuesta arriba"

Los dos candidatos nominados para dirigir el Fondo Monetario Internacional (FMI) están recorriendo el mundo en busca de apoyos para la votación del 30 de junio.

El mexicano Agustín Carsten ha dicho que su pugna contra la francesa Christine Lagarde es una “carrera cuesta arriba”.

La carismática Lagarde, que es ministra de Economía, es considerada favorita por muchos porque cuenta con el apoyo de los países europeos pero de momento algunos de las grandes potencias mundiales no han revelado a quién respaldarán.

Carsten, gobernador del Banco Central de México, carece del apoyo de un fuerte bloque dentro del FMI, pero algunos países latinoamericanos se han pronunciado a su favor.

A principios de este mes, la canciller colombiana María Ángela Holguín, adelantó que tanto su país como otros más de la región votarán por el mexicano.

Entre ellos se encuentran Venezuela, Bolivia, Perú, Panamá, Uruguay, México, Paraguay, Belice, Honduras, Guatemala y República Dominicana.

Brasil y Argentina aún no han manifestado el signo de su voto.

Los observadores apuntan que la votación va a ser muy pareja.

“Habrá competición mientras Estados Unidos no anticipe a quién votará”, opina el connotado economista y académico británico,  Lord Desai.

En contra de la tradición

El FMI busca a un nuevo director gerente después de la dimisión del francés Dominique Strauss-Kahn, clic arrestado en mayo por una supuesta violación a una mucama en Nueva York, algo que él niega.

La elección del próximo día 30 la realizará un comité de 24 miembros.

Cada país tiene un diferente poder de voto y éste depende de su peso en la economía global.

EE.UU. es el país con mayor número de votos, con el 16,8% del total. Reino Unido tiene 4,5% y China 3,8%.

Los países emergentes se sienten discriminados y piden una reforma del sistema de votación.

Además, muchos de ellos protestaron cuando el bloque europeo invocó la tradición para que el puesto fuera ocupado por alguien procedente del continente.

En los últimos 65 años, un europeo encabezó la institución como resultado de un acuerdo tácito con EE.UU. sobre el reparto de cargos en el FMI y el Banco Mundial.

“Arrogancia europea”

En Europa han reconocido que esta práctica debe cambiar pero creen que las dificultades financieras de la zona euro, donde Grecia, Irlanda y Portugal han solicitado ayuda al FMI y a la Unión Europea para no caer en bancarrota, justifican que el cargo siga recayendo, de momento, en un europeo.

“Mi impresión es que Lagarde tiene la plaza casi asegurada”, valora Aiden Maktelow, de la Unidad de Inteligencia del semanario británico Economist.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, David Cameron, son algunos de los líderes europeos que han elogiado a Lagarde en las últimas semanas.

Algunos analistas critican el comportamiento que han tenido los países europeos en esta pugna. “Han sido arrogantes al dar por hecho que le correspondía el puesto a uno de ellos”, opina Paola Subacchi, investigadora del centro londinense Chatham House.

“Esa postura le ha hecho mucho daño a una muy buena candidata”, agrega.

Fuera de Europa, Lagarde tiene el apoyo de antiguas colonias francesas como Senegal o Guinea-Bissau.

El canciller egipcio, Nabil El-Araby, también ha anunciado su respaldo a la candidata francesa.

Los indecisos

Los dos rivales se han reunido con altos cargos estadounidenses. Carstens acaba de encontrarse con el secretario del Tesoro, Tim Geithner, quien ya se había visto antes con Lagarde.

Un portavoz elogió al mexicano, que en el pasado fue vicedirector del FMI, por su “combinación de talento financiero y habilidades políticas”.

Sin embargo, EE.UU. aún no ha indicado qué orientación tomará su voto.

Los dos candidatos también han visitado China, otro país indeciso, y codician también el respaldo de India y Brasil.

Carstens rebate la idea de que Lagarde es la persona idónea para resolver la crisis griega.

“Hemos llegado a una situación en que una institución acreedora es dominada por sus deudores”, avisa.

A buen seguro, la crisis griega será la clave que inclinará el resultado en favor de uno de los dos.

Lord Desai cree que lo hará en contra de Lagarde.

“No sé por qué hay quienes piensan que será capaz de resolverla”, se sorprende. “Ella no ha sido capaz de hacerlo en estos últimos 18 meses”.

Gane quien gane, esta pugna, entre una europea y un mexicano, es la primera de este tipo en 65 años.

Fuente: Externa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: