Alemania empieza a desmontar la energia nuclear

31 May

Se calcula que la renuncia a la energía atómica implica un costo de 33 mil millones de euros

Berlín apagará el último reactor en 2022

BERLIN.- Alemania no volverá a encender este año sus ocho reactores nucleares más viejos –apagados en marzo, tras el desastre en Fukushima, en Japón– y se despedirá completamente de la energía nuclear en 2022.

La decisión fue acordada en una reunión de los ministros de Medio Ambiente de cada estado alemán junto con el ministro federal del ambiente, Norbert Roettgen. Alemania posee 17 centrales nucleares. “Ya no encenderán más sus motores y esa decisión es irrevocable”, sostuvo Roettgen en referencia a los ocho reactores ya apagados. Dijo que la mayor parte del resto “dejará de funcionar antes de finalizar 2011 y los tres más modernos serán apagados con plazo hasta 2022”.

De esta manera, Alemania –la primera economía de Europa– se convierte en la primera potencia industrial que renuncia a la energía atómica.

“Nuestro sistema energético debe ser cambiado radicalmente. Queremos que la electricidad del futuro sea segura y, al mismo tiempo, sea confiable y económica”, dijo la canciller Angela Merkel.

El plan para la anulación de los reactores en 2022 representa un retorno al calendario fijado por la coalición formada por los socialdemócratas y los verdes.

Tras la catástrofe de Fukushima a raíz del terremoto y tsunami del 11 de marzo, Merkel dispuso detener las centrales más antiguas y abrió el debate para el abandono de los planes nucleares.

El recurso nuclear abastece el 23 por ciento de las necesidades de energía eléctrica de Alemania. Sin embargo, la decisión implica mayores costos para la economía alemana, que deberá importar energía. Se calcula que la renuncia a la energía nuclear implica un costo de 33 mil millones de euros.

Los analistas han advertido que Alemania fortalecerá las estaciones de energía con base en carbón, altamente contaminantes. También temen que la República Checa y Francia aumenten su producción de energía nuclear.

De esa opinión es el ministro de Medio Ambiente sueco, Andreas Carlgren, quien criticó la nueva política alemana y la calificó de “poco realista”. Señaló que va a tener que importar energía nuclear de Francia y se volverá más dependiente del carbón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: