¿Que son las calificadoras de riesgo?

9 ago

La rebaja en la nota de la deuda de Estados Unidos volvió a poner a estas agencias en la mira

Hay más de 74 agencias en el mundo pero tres grandes controlan casi todo

Las agencias de calificación de riesgos, agencias de clasificación de créditos o agencias de rating son empresas que, por cuenta de un cliente, califican unos determinados productos financieros o activos ya sean de empresas, estados o gobiernos.

Sus notas o calificaciones valoran el riesgo de default, y el deterioro en la solvencia del emisor de los bonos. Para ello utilizan modelos econométricos en los que usan distintas variables como la deuda acumulada, la velocidad en devolverla, etc., que les sirven para valorar el potencial económico del sujeto analizado.

Estos datos informan, por ejemplo, si una inversión en un determinado producto financiero (letras del tesoro, bonos, acciones, etc.) es arriesgada, analizando la posibilidad de que el inversor cobre los intereses y de que recupere el dinero una vez vencido el producto.

Los inversores, emisores, bancos de inversión, intermediarios y gobiernos son los que utilizan las valoraciones del riesgo de créditos. Para los inversores, las agencias de calificación de riesgos aumentan el abanico de alternativas de inversión, además de proporcionar medidas de riesgo relativamente fáciles de usar.

En general esto incrementa la eficiencia del mercado, al reducir los costos tanto para el que presta como para el que toma prestado. A su vez, esto aumenta la disponibilidad total de capital de riesgo, lo que lleva a un crecimiento más fuerte. Y además abre los mercados de capitales a categorías de buscadores de préstamos -que no podrían acceder a este mercado de otra manera-, como por ejemplo gobiernos pequeños, nuevas empresas, hospitales o universidades.

Normalmente cuando una entidad (gobierno, compañía, banco…) quiere emitir deuda o solicitar financiación, le encarga a una agencia que la evalúe. Con esta calificación los inversores y prestamistas se orientan para marcar el tipo de interés al que concederían la financiación. Es por ello que en el mercado suelen coincidir los días en que los países solicitan deuda a los anuncios de calificación por parte de las agencias.

Sin embargo, la reputación de las calificadoras se encuentra muy desacreditada desde el inicio de la crisis económica de 2008, que ninguna de las grandes agencias pudo predecir.

Para colmo, estas agencias han demostrado sus carencias en crisis como la de Enron, en la cual su calificación permaneció en niveles normales tan sólo cuatro días antes de que la empresa fuera a la bancarrota. Esto a pesar de que las agencias ya sabían meses antes de los graves problemas financieros que atravesaba la compañía energética.

Las calificadoras tampoco mostraron un buen desempeño en el caso del banco de inversión Lehman Brothers, que tenía una buena calificación justo antes de su debacle.

Aunque hay más de 74 agencias de rating en el mundo, casi todo está controlado por tres grandes compañías de Nueva York que dominan aproximadamente el 90% del mercado, por lo cual su funcionamiento es un virtual oligopolio. Y a pesar de que cada una tiene su propio sistema de calificaciones, estos son muy similares.

Las principales agencias de calificación crediticia son Standard & Poor’s, que le acaba de rebajar la calificación a Estados Unidos; Moody’s Investors Service y Fitch Ratings.

Otras calificadoras son Dagong Global Credit Rating (China); Baycorp Advantage (Australia); Dominion Bond Rating Service (Canadá); Egan-Jones Rating Company (EE.UU.); Japan Credit Rating Agency Ltd. (Japón); Muros Ratings (Rusia) y Credo Line (Ucrania).

A pesar de su proliferación, la crisis del euro en 2010 ha llevado a manifestar a dirigentes europeos como la canciller alemana Angela Merkel, y a grupos alternativos como Attac, la necesidad de crear al menos una agencia de calificación de riesgo en el Viejo Continente.

La intención es contrarrestar el predominio de las agencias de Estados Unidos, que también tienen sede en Londres y responden a intereses contrarios al euro y favorables al dólar -que quiere mantenerse como moneda de reserva mundial- y la libra esterlina británica. Alemania ha mostrado interés por liderar esa eventual agencia de rating de la Unión Europea.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: