BRICS: Las nuevas potencias económicas que cada vez necesitan menos de Occidente

14 abr

Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica actualmente generan el 18 % de las exportaciones mundiales y un 16 % de la producción mundial, un peso que seguirá aumentando en los próximos años. Incluso, analistas vaticinan que para 2015 la suma de sus economías va a superar el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos

Las naciones que integran el grupo BRICS son las principales economías emergentes y se han convertido en importantes cinéticos del crecimiento global

En meses recientes el poder económico del denominado grupo de los países ¨BRICS¨, nombre correspondiente a las iniciales de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, este último de reciente incorporación, ha ido en paralelo con el incremento de su influencia política, hasta el punto de convertirse en importantes cinéticos del crecimiento global. Incluso, analistas vaticinan que para 2015 la suma de sus economías va a superar el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos.

El grupo de los BRICS acaba de reunirse en la isla de Hainan, China, para coordinar su acción a nivel internacional. En el texto de la declaración final critican el uso de la fuerza contra el gobierno libio, afirman su « profunda » preocupación por la situación en Oriente Medio, llaman a reformar el Consejo de la Seguridad de la ONU -instancia en la que Brasil, India y Sudáfrica aspiran a obtener un puesto definitivo-, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), y advierten sobre los riegos de la volatilidad de los precios de los commodities (energía, materias primas) y de los « flujos masivos internacionales de capital a los que se ven enfrentados actualmente las economías emergentes ».

Los BRICS se recuperaron rápidamente de la crisis financiera global de 2008, demostrando que no eran tan vulnerables a una caída en Estados Unidos y Europa. Actualmente generan el 18 % de las exportaciones mundiales y un 16 % de la producción mundial, un peso que seguirá aumentando en los próximos años. En vista de los problemas económicos que sigue enfrentando el mundo desarrollado, estas naciones están dirigiéndose en busca de negocios a sus contrapartes del BRICS y a otras economías emergentes más pequeñas.

Brasil

Tradicionalmente Brasil ha exportado materias primas y minerales a EE.UU. y Europa, pero la demanda china está cambiando la ecuación para la agricultura brasileña.

En particular, la industria de la soya ha mostrado un rápido crecimiento para satisfacer la demanda de la población china.

El año pasado China desplazó a EE.UU. como el principal socio comercial de Brasil, con US$56.000 millones en intercambio bilateral.

Mas allá de las materias primas, Brasil ha encontrado un mercado en China para algunos de sus productos manufacturados.

Esta semana la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, firmó un acuerdo para que Embraer, el tercer mayor fabricante de aviones del mundo, venda a aerolíneas chinas, aprovechándose de la rápida expansión del mercado aéreo del gigante asiático.

Rusia

Aunque China puede ser el mayor consumidor del mundo, Rusia es el mayor productor mundial de muchas materias primas. Sin embargo, el destino de esas exportaciones ha cambiado dramáticamente en los últimos 10 años.

El comercio con Asia se ha incrementado a expensas de los negocios con EE.UU. y los antiguos países de la Unión Soviética, al punto que China es ahora el mayor socio comercial de Rusia, por delante de Alemania.

“Ambos necesitan el uno del otro para alimentar el crecimiento económico. China establece el precio de muchos de los recursos naturales mundiales a través de la demanda y Rusia lo hace a través del suministro”, dijo Roland Nash, analista de Verno Investments Research de Moscú.

India

India es líder global como proveedor de servicios, al punto que practicamente inventó la industria del outsourcing.

A diferencia de Rusia o Brasil, que han edificado sus economías sobre la base de la exportación de materias primas, India se ha centrado en el desarrollo de su gente.

Pero no ha podido convertirse un productor industrial en masa como los otros países BRIC, y como resultado todavía importa muchos productos manufacturados desde China.

Esto significa que aunque China es el mayor socio comercial de India, los indios acumulan un importante déficit comercial con los chinos.

China

China se ha reinventado a sí misma y ahora es una productora masiva de productos de alta tecnología, incluyendo semiconductores y paneles solares.

Todavía sigue siendo un inmenso productor en industrias de bajo costo y alto valor, como ropas y textiles.

“Las manufacturas de bajo costo están intensamente vinculadas al componente de la mano de obra, si este empieza a subir, entonces muchas firmas buscarán alternativas más baratas, como Vietnam”, dijo Damian Tobin, de la Escuela de Estudios Africanos y Orientales de la Universidad de Londres.

El año pasado China ganó contratos para construir trenes de alta velocidad en varias partes del mundo, después de convertirse en líder global de la industria. Ahora es sede del tren más rápido del mundo.

Esta semana Brasil dijo que permitiría que compañías chinas compitan en un proyecto de tren de alta velocidad.

Sudáfrica

Aunque es una nación más pequeña y crece más despacio que los demás miembros, se vaticina que la reciente inclusión de Sudáfrica haga que el grupo sea más representativo de los mercados emergentes.

Sin voz única

Los países BRICS están unidos en su avidez por materias primas para alimentar su rápido desarrollo. China ha marcado el camino buscando recursos por todo el planeta, pero ha sido seguida por Brasil, Rusia e India.

“China ha sido muy pragmática en vincularse con Africa y América Latina, para asegurar fuentes de recursos y al mismo tiempo en crear mercados para sus propias exportaciones” dijo Taimur Baig, economista jefe del Deutsche Bank en Singapur.

Pero no significa que estén de acuerdo en todo. Brasil e India han expresado su preocupación por el influjo de productos baratos chinos en sus mercados, desatando un debate sobre el valor del yuan, la moneda china.

Muchos analistas concuerdan en que darles un acrónimo a estos países no significa que actuarán al unísono en la escena global, porque aunque reduzcan su dependencia de las economías desarrolladas todavía necesitan trabajar con ellas.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: